Fitbit Charge 3

La pulsera inteligente Fitbit Charge 3 tiene una pantalla más grande que sus predecesoras, además de poder sumergirse en el agua. En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre esta smartband.

Descubre más en:

¿Cómo es el diseño de la Fitbit Charge 3?

Esta pulsera inteligente tiene un aspecto menos deportivo que las anteriores. Sin embargo, ahora resulta más elegante, por lo que la hace ideal para llevarla durante el día y no solo en los entrenamientos.

Una de las particularidades de este reloj es que tienen una gran cantidad de pulseras intercambiables, por lo que podrás elegir la que más te conviene.

La correa de la Fitbit Charge 3 está hecha de aluminio de calidad aeroespacial, lo que hace que sea ligera y muy resistente a los daños que pueden provocar arañazos o golpes fortuitos.

Es una pulsera ligera, ya que solo pesa 29 gramos. Además, es una de las más finas del mercado porque su grosor es de solo 11,8mm.

En lo que se refiere a la pantalla. Esta es táctil OLED con escala de grises, teniendo una resolución de 100 x 150 píxeles y retro iluminada. Aunque la pantalla no es a color, su resolución es nítida y los gráficos que muestra se pueden ver perfectamente.

Por último, destacar que el cristal es de calidad Corning Gorilla Glass 3, lo que permite que se vea la información correctamente en ambientes con poca o mucha iluminación.

Fitbit Charge 3

¿Cuáles son las principales funciones de la Fitbit Charge 3?

  • Dispone de monitorización del ritmo cardíaco. También incluye datos sobre las zonas de pulsaciones en las que te encuentras en cada momento.
  • Seguimiento de la actividad diaria como los pasos, calorías quemadas o pisos subidos.
  • Si sincronizas la pulsera con tu Smartphone, puedes disponer de los datos de GPS del móvil y así contar con información más detallada de tu actividad física.
  • Tiene la capacidad de reconocer rápidamente el tipo de ejercicio que realizas y lo registra a la app de Fitbit. En total puede reconocer más de 15 tipos de actividad física. Entre los más populares hay el running, ciclismo, actividades de gimnasio y la natación.
  • Posibilidad de fijar metas en tus entrenamientos. Se pueden configurar 3 objetivos como, por ejemplo, distancias, pasos o tiempos de actividad.
  • Monitorización del sueño que, a partir de la información recogida, proporciona consejos para mejorar el sueño.
  • Como ya hemos dicho al principio, la Fitbit Charge 3 se puede sumergir hasta 50 metros de profundidad.
  • Cuenta con un control de saturación de oxígeno en sangre.
  • Alertas de inactividad que avisan cuando se lleva demasiado tiempo sin moverse.
  • Gracias a la tecnología NFC y a través de Fitbit Pay, se puede pagar directamente con tu smartband en establecimientos que soporten esta tecnología (ten en cuenta que esta función es para la edición especial de la Fitbit Charge 3, que es un poco más cara que la estándar).

Descubre más en:

¿Cuánto dura la batería de la Fitbit Charge 3?

La batería llega hasta los 7 días (aunque esta autonomía puede variar en función del uso que le des a la pulsera). Además, en apenas un par de horas estará cargada al 100%.

Lo que más nos ha gustado:

  • Tiene resistencia al agua 5ATM.
  • La pantalla es más grande que las versiones anteriores.
  • Precio competitivo.
  • La batería tiene una buena autonomía.

Lo que menos nos ha gustado:

  • No dispone de GPS interior (aunque se puede sincronizar con el del Smartphone).
  • La pantalla no es en color.